Los diez principios articuladores de la psicoterapia

Por Jeffery Smith

1. El sistema nervioso central humano evolucionó bajo la influencia de la selección natural. Esta historia, que favorece la supervivencia y la procreación, se refleja en su funcionamiento como un órgano de control comportamental. Además, el grueso del procesamiento humano de información tiene lugar por fuera de la conciencia.

2. Los estímulos al cerebro humano (provenientes del exterior e interior) son infinitamente variados y complejos. La valoración/evaluación de estos inputs es también altamente variable y producen la activación de circuitos neuronales emocionales y motivacionales. Esta, a su vez, lleva a la producción de respuestas individuales infinitamente variables en formas que incluyen: pensamientos, sensaciones corporales, emociones, comportamientos e impulsos a actuar.

3. Las experiencias únicas de cada individuo le proporcionan a las valoraciones y reacciones de la mente un rango y complejidad que necesariamente hacen de la psicoterapia un arte tanto como una ciencia.

4. En la actualidad, la comprensión de los enlaces motivacionales y emocionales entre valoración y producción de respuestas concientes y/u observables está en su infancia. Existe un consenso acerca de que la emoción y la motivación están íntimamente ligadas y que se ubican entre la valoración y la respuesta. Más aún, la emoción y la motivación tienden a organizarse en valencias positivas y negativas asociadas con comportamientos de evitación y aproximación.

5. La emoción y la motivación tienen la tendencia a poseer valencia e intensidad paralela. Estos atributos son asignados de forma automática y son influenciados fuertemente hacia lo que es o fue, en el curso de la evolución, ligado a la supervivencia y la procreación. Consecuentemente la valencia y la intensidad de las emociones pueden ser consideradas como un representante o delegado de lo que de acuerdo a la mente posee “valor de supervivencia”. Como en toda la evolución, se le da mayor peso en evitar amenazas que en aproximarse a oportunidades.

6. Una gran fuente de patología clínica consiste de reacciones que pueden ser vistas como derivaciones de mecanismos de evitación de emociones negativas dolorosas, displacenteras o abrumadoras. Una segunda gran fuente de patología (o no adquisición de habilidades adaptativas/funcionales) reulta del fracaso en el aprendizaje de patrones adaptativos ya sea debido a una ausencia de modelado o debido a la observación de comportamiento disfuncional en otros durante el desarrollo.

7. Esos patrones disfuncionales de valoración y reacción que son pasibles de solución en psicoterapia se conservan en estructuras de la memoria conocidas como redes neuronales. Estas incluyen tanto la memoria procedimental como la memoria semántica. Si bien la psicoterapia puede y de hecho afecta parámetros biológicos como la producción hormonal y la expresión genética, la psicoterapia se dirige principalmente hacia el aumento o modificación de información almacenada en las redes neuronales.

8. Los estudios de cambio terapéutio en aquellas formas de información almacenada que representan respuestas desadaptativas han mostrado hasta ahora que dos condiciones deben cumplirse para que el cambio sea posible. La primera es que la estructura de la memoria relevante debe encontrarse en un estado de activación. La segunda es que la información correctiva debe ser presentada de forma simultanea. Este hallazgo se aplica, hasta ahora, a los conocidos mecanismos de cambio de reconsolidación y extinción. En los humanos la activación de la emoción es usualmente sinónimo de la experiencia viceral y conciente del afecto.

9. El mantenimiento activo de los patrones desadaptativos es un fenómeno que a menudo se puede observar en psicoterapia. Un contribuyente frecuente de esta tendencia es la evitación conciente o inconsciente de experiencias emocionales negativas. Una segunda fuente de mantenimiento de los patrones desadaptativos es la inercia del hábito.

10. Entre los principales objetivos de la psicoterapia podemos encontrar: 1) La activación de estructuras de memoria asociadas con las emociones, pensamientos y comportamientos disfuncionales. 2) La provisión simultanea de información correctiva. 3) La introducción y asimilación de habilidades de afrontamiento nuevas y saludables. Entre los objetivos terapéuticos adicionales, que pueden derivarse de los recién listados, podemos mencionar: el desarrollo de una nueva narrativa vital, el estímulo del registro conciente de las emociones y otros aspectos de la vida mental, el uso de la relación terapéutica para crear un contexto correctivo y la práctica de comportamientos nóveles de manera tal que simultaneamente activen las estructuras de la memoria y proporcionen información correctiva.

Original en inglés: http://www.sepiweb.org/resource/resmgr/Integrative_Therapist/Integrative_Therapist-v3-2.pdf

Smith, Jeffery (2017) The Integrative Therapist, Volume 3, Issue 2, SEPI.

Anuncios