Reglas para crear un vínculo de pareja sano

A continuación: algunas ideas a tener en cuenta a la hora de crear un vínculo de pareja adulto, simétrico, enriquecedor y sustentable.

1.- Una buena primera regla es compartir el conocimiento de que lo mejor es suponer que la pareja no durará “para siempre”. Incluso si llegara a durar hasta la muerte de uno o ambos miembros de la pareja, el hecho de no dar por sentada la expectativa de que el vínculo es eterno es algo que juega a favor del trabajo necesariamente diario que se debe realizar para mantener a una pareja viva.

2.- Amigarse con la soledad. Tener la experiencia en lo posible de vivir solo aunque sea unos meses antes de embarcarse en una relación de pareja. Aprender a amar la soledad y aprender a amarse y cuidarse a uno mismo. Uno de los factores que más ruidos meten en la ecuación de la pareja es no saber si uno está en pareja más por evitación de la soledad que por una elección genuina de la otra persona. No estar cómodo en la propia piel es una señal de que no estamos listos para amar a otro. Lo que nos lleva al siguiente punto…

3.- Conocerse a uno mismo. Tener un conocimiento pormenorizado de las debilidades propias en lo que vínculos personales refiere: desregulación de las emociones, desbordes de ira, sentimientos de inseguridad, celos, insensibilidad, expresividad emocional restringida, etc. No esperar a encontrar una persona que “no le molesten” estos temas. Trabajarlos con un profesional.

4.- Tener un proyecto personal individual independiente. Tener claro nuestro rol en la sociedad más allá de nuestra asociación eventual con otro ser humano en un proyecto de pareja. Que la pareja sea un potenciador de nuestro proyecto personal y no una excusa para dejar de perseguirlo.

5.- Como corolario de las últimas dos reglas: rechazar entrar en vínculos marcados por la asimetría. Las asimetrías pueden ser: económicas o bien psicológicas (por ejemplo en las díadas que llevan a la co-dependencia: una persona insegura con una persona dominante y completamente segura de sí). Por supuesto que hay una versión sana de la asimetría psicológica fruto del enamoramiento: el saber o creer que el otro es mejor que uno; el tema es que no debemos sentirnos disminuidos ante esa dinámica o sentir que uno está vacío y el otro lleno. Esto lleva a la dependencia y la inseguridad patológica. Se debe “querer” al otro, pero nunca “necesitarlo”.

Con respecto a la asimetría económica: esto no implica rechazar una persona que no gane lo que gana uno. Se trata más bien de ser completamente honestos con uno mismo acerca de si las facilidades materiales del otro nos están ahorrando la responsabilidad de tener que procurarnos esas necesidades por nosotros mismos. Por ejemplo: el caso común de la pareja que empieza a convivir apresuradamente paradójicamente impulsados por la necesidad de “autonomía” de su miembro menos pudiente. No importa que “al otro no le importen las cuestiones de plata”. Lo que importa es que esto termina metiendo ruido en la pareja y desempoderando a uno de sus miembros.

Es importante hacerse el hábito contra-cultural de hablar de dinero con la pareja. Si no es posible transparentar eso, es probable que haya cosas aún más importantes de las cuáles no se pueda hablar.

6.- Ser novios antes de ser pareja. No apresurarse a convivir. Ser novios es jugar, es una invitación a mensurar la fuerza de la atracción en esos meses iniciales. Tener sexo seguro tanto como sea posible, pero sin convivencia. Cada uno a su casa a extrañarse y anhelar un nuevo día junto a este ser elegido. No involucrar a las familias ni a los amigos durante este periodo. Necesitar ruedas de auxilio tan temprano en el juego es una mala señal. Hablen hasta el amanecer mirando el techo, desnuden sus almas. ¿Mencioné tener un montón de sexo seguro ya?

7.- Consecuencia de la regla n° 1:  No entrar en una situación sin antes planear el plan de salida. Una vez que uno sabe que las estrellas se apagan y las parejas terminan, debe planear acorde a este hecho básico de la vida y el universo físico. Cada pareja debe ser responsable de escribir las cláusulas de rescisión de todo lo que los una. ¿Alquiler o compra de viviendas o automotores, créditos bancarios, mascotas, hijos, empresas? Antes de ir para adelante en cada una de estas instancias que los compromete societariamente a ambos en un mediano a largo plazo es imperativo sentarse y planificar cómo manejarían la situación en caso de una ruptura de la pareja. Por más que el compromiso los encuentre en el punto más alto del enamoramiento (de hecho es especialmente importante sentarse a hablar de esto en estos momentos).

8.- Finalmente, si bien ya fue mencionado en una entrada anterior: Huir ante el mínimo signo de maltrato físico o psicológico. Las parejas que se maltratan son tristes muletas y refugios existenciales y nada tienen que ver con el amor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.